¿La maldición de Hollywood?

El pasado martes 22 de enero el actor australiano Heath Ledger fue hayado muerto por su masajista en su casa de Nueva York. 28 años tenía. Joven, guapo, feliz padre de una niña, con dinero, en la flor de la vida y sin embargo, con un final tan trágico. Al principio todo apuntaba a un suicidio, pero según las últimas investigaciones lo que de verdad pudo haber matado a Ledger fue una sobredosis accidental, como ya ocurriera el pasado año con la malograda Anna Nicole Smith.Algunos dicen que tras una ruptura sentimental y sendos problemas de insomnio, el actor no estaba viviendo uno de sus mejores momentos. Pero escuchando esto, ¿no estaremos otra vez ante la maldición de Hollywood? En los últimos años no se hace otra cosa más que conocer noticias sobre pobres artistas de la meca del cine, que por una causa o por otra han muerto jóvenes. Parece ser que están destinados a vivir rápido, a tope y a morir del mismo modo. Y lo peor es que esto no se da sólo en actores, si no que también cantantes y famosillos americanos están metidos en el mismo saco.

En España, por ahora, la situación ni se asemeja a la americana ni parece que lo vaya a hacer, lo que es de agradecer. Pero, aunque los artistas malogrados no son de nuestro país, no quiere decir que no debamos reflexionar sobre ello. Los excesos de los nuevos jóvenes millonarios están acabando con ellos poco a poco, y si no, no hay más que mirar el caso de Britney Spears. En unos años a pasado de princesa del pop a madre que ha perdido la custodia de sus hijos e inestable mental. Incluso en muchas webs americanas de cotilleos hacen apuestas de cómo va a morir la artista o cuanto tiempo le queda de seguir con la vida de excesos que lleva.

Jóvenes ricos y malcriados que malgastan sus vidas en sexo, drogas y alcohol en vez de hacer algo de provecho. Según parece, no es el caso de Heath Ledger, puesto que tenía fama de modosito, pero episodios como el vivido con su muerte no dejan de recordarnos que esos jóvenes a los que tanto creemos admirar por todo lo que tienen y por lo felices que parecen, no son más que personas como nosotros, con problemas, que por mucho dinero que tengan viven sumidos en la desgracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: