Robin, el médico robot

El mes pasado el Ministerio Español de Sanidad, en colaboración con la empresa americana Microsoft, presentó a Robin, el médico robot. Este dispositivo virtual está pensado para que los jóvenes españoles de entre 12 y 17 años puedan resolver sus dudas en cuanto a sexo y drogas. Para poder ponerse en contacto con Robin, no hay más que agregarlo al Messenger y preguntarle. Está máquina está capacitada con más de 300 respuestas relacionadas con los temas anteriormente citados.

Creo que el hecho de que el estado empiece a preocuparse más por la educación de sus jóvenes en cuanto a estos temas es algo positivo. Veo bien que haya un recurso así para que los adolescentes encuentren respuestas a preguntas que muchas veces se les hacen difíciles de preguntar a familiares o incluso a los amigos. Vivimos en una sociedad que aunque se cree abierta a todo tipo de cuestiones, aún tiene mucho por caminar para ser totalmente liberal.
El sexo, el alcohol, el tabaco y demás temas “escabrosos” son nuestro pan de cada día. Aun así el halo de miedo y misterio que los recubre no es algo nuevo, viene de tiempo atrás. Tal vez la falta de libertad de expresión que corría hace años (en las generaciones de nuestros abuelos) sea la causante de todo esto; tal vez sí, tal vez no. Lo que está claro es que hayan pasado los años que hayan pasando, todavía hoy jóvenes y adultos no son capaces de hablar claramente y sin miedo de ciertas cosas. Si no, ¿para qué poner en marcha este tipo de iniciativas?

Creo que ya es hora de que tanto en el ámbito escolar como en el familiar se empiecen a tratar algunos temas de manera más abierta. A nosotros se nos hace raro, difícil, hablar de sexo o de drogas con nuestra gente ( más de sexo que de drogas, está claro), pero quien sabe, si le diéramos menos importancia a ciertas cosas y nos alejáramos del comportamiento caca-culo-pedo-pis, posiblemente nuestros hijos y las próximas generaciones no tendrían la necesidad de iniciativas como el médico robot y encima estarían mejor informados.
Quien sabe, a lo mejor algún día nos libramos de todos estos prejuicios y nos dedicamos a hablar tranquila y abiertamente sobre todos y cada uno de nuestros problemas, sean cuales sean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: