Por una muerte digna

Hace días hablando en la clase de filosofía sobre la filosofía que debían seguir las diferentes profesiones que forman el mercado laboral, salió a la palestra el caso de los médicos, de que es lo que deben o no deben hacer. Se supone que dentro de la filosofía de los médicos entra el curar al paciente y en caso de no poder hacerlo, poner remedio a su dolor físico; pero dentro de estos parámetros no entra la eutanasia. Este es un tema polémico que lleva años y años siendo discutido y en el que todavía no se ha llegado a nada concluyente.

La palabra eutanasia viene del griego y significa buena muerte. Mucha gente con enfermedades terminales (que cada día son más desgraciadamente) defiende el poder disfrutar de una muerte digna y sin dolor para acabar con una vida que tras incesantes dolores y días interminables en un cama, parecen ser la mejor salida a una existencia que cada vez carece de más sentido. Pero el problema está en que esta práctica no esta ni mucho menos aceptada en nuestra sociedad. Muchos médicos ven en la eutanasia algo inmoral y otros, que sí que la aceptan, no se atreven a practicarla a causa de las represalias legales que podrían acarrearles, aunque la eutanasia es una práctica que se hace con el total consentimiento del paciente.
Y es que, ¿no tienen estos enfermos tanto derecho como el resto del mundo para morir tranquilamente? Normalmente muchos de los pacientes que todavía tienen medios para terminar con su vida lo hacen, pero el problema está en los que necesitan ayuda para ello. Casos como este último son los de Chantal Sébire o Ramón Sampedro, que tras reiteradas peticiones a la justicia para que les dieran una muerte digna, terminaron quitándose la vida con ayuda de “manos amigas”.
Hay países en la unión europea, como Suiza, Bélgica u Holanda, en los que ya es legal el “suicidio médico”, pero parece que esta medida está a años luz del resto de los países de la unión.
En mi opinión la eutanasia debería ser algo completamente legal, eso sí, para poder aplicarla creo que habría que estudiar caso por caso. Mi intención el próximo año es meterme en medicina y creo que en caso de llegar a ser médico algún día, estaría dispuesta a ayudar a mi paciente a morir si el asunto fuera tan grave que requiriera de tal medida.
En la vida no elegimos ni como, ni donde, ni cuando llegamos al mundo pero al menos deberíamos poder ser libres de elegir cuando nos vamos y mucho más en estos casos. Con esto no quiero decir que este a favor de ningún suicidio ni nada por el estilo, sólo digo que la eutanasia dentro del campo de la medicina debería ser aplicable, ya que cada día son más las enfermedades incurables con las que nos encontramos. Y aunque bien es cierto que en la actualidad el dolor físico se puede paliar perfectamente, eso no quita que la vida de quienes sufren una enfermedad crónica y/o mortal sea más fácil de llevar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: